Vinos Keto

GUÍA DE VINOS KETO

Una dieta cetogénica o dieta keto es un plan de alimentación bajo en carbohidratos que ayuda a quemar el exceso de grasa corporal sin pasar hambre.
Entonces en resumen se comen menos carbohidratos, se mantiene un consumo moderado de proteína y se puede aumentar la ingesta de grasa. La reducción de carbohidratos hace que el cuerpo entre en un estado metabólico llamado cetosis, en donde la grasa (de tu cuerpo y de lo que comes) se consume para obtener energía.

¿Es posible beber vino durante la dieta Keto?

Sí. Siempre que sea de manera ocasional, moderada y eligiendo la opción adecuada (baja en azúcar) puede disfrutar del vino con la dieta cetogénica.

¿Cuáles son las condiciones que debe tener un vino para que sea ceto?

Idealmente, un vino ceto debe tener un bajo contenido de alcohol (13,5% o menos) y muy poco o ningún azúcar residual.
Este escenario se ve reflejado en un vino seco con 108 calorías (de alcohol) y 0 carbohidratos por porción de 150 ml (~ 5 oz).

VINOS KETO

¿Cuáles vinos están permitidos en la dieta ceto y cuáles no?

Hablemos primero de los que no están permitidos:

Los vinos con niveles de alcohol más altos, son también naturalmente altos en azúcar. Las variedades como Shiraz, Pinotage y Grenache hacen parte de esta categoría.
Los vinos dulces como los Cosecha Tardía, el Zinfandel blanco y rosado, y en general vinos de postre como el Moscato u Oporto son ricos en carbohidratos también debido a los muchos gramos de azúcar que contienen.

Los que sí están permitidos son los espumantes, tintos y blancos secos:

Los vinos que sí están permitidos son bajos en carbohidratos, sin azúcar agregada y son conocidos como vinos secos. Hacen parte de esta categoría los Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Merlot en vinos tintos; el Viura, Pinot Grigio, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Pinot Blanc entre los blancos, y los espumantes secos ¡Estos vinos solo tienen de 0 a 1 carbohidrato por vaso! Lo que en promedio hace de 2 a 4 gramos de carbohidratos netos y de 90 a 120 calorías por vertido de 5 onzas.
Lamentablemente las etiquetas de los vinos no incluyen información nutricional, por lo que puede llegar a ser complicado determinar qué vinos son más bajos en carbohidratos. Sin embargo, puede encontrar los vinos indicados seleccionando aquellos que contengan el menor grado de alcohol, ya que cuanto menor es el alcohol, menor es el contenido de carbohidratos y de azúcar.

A la hora de buscar tomar en cuenta los siguientes dos aspectos:

  1. Los vinos espumosos marcados como «Brut», «Extra Brut» o «Brut Nature» suelen tener las cantidades más bajas de azúcar residual. De este tipo de vinos podés esperar maso 0 menos 1,5 g de carbohidratos por vaso.
  2. Los vinos europeos (Francia, Italia, Grecia, etc.) tienden a priorizar la sequedad entonces cepas como Nebbiolo y selecciones procedentes de Burdeos, Chianti o Rioja pueden ser ideales.

Es importante saber que es muy difícil encontrar un vino 100% seco ya que muchos contienen azúcar residual. Los vinos blancos suelen tener un contenido de alcohol más bajo que los vinos tintos, pero hay que ser cauteloso con cepas como como Riesling y ciertos vinos espumosos, ya que pueden tener un sabor seco, pero contienen la famosa azúcar residual.
La azúcar residual es la que queda en el vino después de la fermentación y ésta le añade carbohidratos al vino. Muchas dietas cetogénicas limitan la ingesta de carbohidratos alrededor de 30 g por día. A continuación, hemos diseñado una guía para consultar, según los parámetros de carbohidratos en el vino:

Beber vino mientras estás en una dieta cetogénica está bien siempre que sigás las indicaciones anteriormente dadas.
Tomar siempre en cuenta la cantidad de carbohidratos que vas a beber y no te excedas ¡El consumo consciente te ayudará a mantenerte en cetosis, quemar grasa y disfrutar de los beneficios para la salud de una dieta cetogénica balanceada y saludable!

Yo has agregado este producto al carrito: